Concentracion Laboral2019-01-13T19:52:11+00:00

¿Cómo ayudan los masajes a la concentración laboral?

Es muy común la falta de concentración laboral. A veces cuando nos queremos concentrar, nos es imposible ya que tenemos un gran abanico de distracciones y no somos capaces de gestionarlas todas, sin contar los innumerables temas que podemos tener en la cabeza. La concentración laboral es básica para tener una productividad efectiva en el trabajo.

¿Que podemos hacer nosotros con un masaje, para mejorar la concentración laboral?

concentracion laboral 2

Empecemos por entender: ¿Qué es la concentración laboral?

La concentración laboral es un proceso psíquico para fijar la atención sobre una idea, un objeto o una actividad de forma selectiva en el trabajo, sin permitir que en el pensamiento entren elementos ajenos a ella. La concentración laboral es vital para actividades cotidianas en prácticamente cualquier trabajo, incluso estudio.

Hay varios factores que pueden ocasionar una pérdida de capacidad de concentración laboral:

  • Depresión

  • Aburrimiento

  • Ansiedad

  • Cansancio físico

  • Falta de sueño

  • Estrés

¿Qué hacemos con la concentración laboral?

En temas de concentración laboral, es un echo, que cuando las personas están muchas horas intentando estar concentradas, pierden eficacia, productividad laboral, concentración, incluso pueden llegar a perder empatía. La mayoría de personas no son capaces de estar 8 horas seguidas haciendo lo mismo y rindiendo por igual. Las personas tienen grandes cantidades de pensamientos, de distracciones, de sentimientos, que hacen que muchas horas de repetición se puedan convertir en un verdadero infierno, limitando gravemente a la concentración laboral.

Entonces, una de las soluciones para la concentración laboral son pequeños descansos de 10-15 minutos, para poder esparcir-se, razonar otras cosas, cambiar un poco de tema y olvidar por unos instantes que tiene tanto trabajo. Si le sumas que alguna vez, éste pequeño descanso es combinado con un masaje para empresas de 10-15 minutos, el trabajador se siente mucho más querido, siente que el ambiente de trabajo es “hogar”, algo que sirve también para disfrutar y relajar-se. Pensar que tu empresa dedica 10-15 minutos alguna vez a cuidar-te, mimar-te y valorar-te, es muy enriquecedor. Una vez echo esto, la vuelta al trabajo es energética, motivadora y mentalmente preparada para poder asumir otra vez horas de productividad, junto con bienestar y felicidad del trabajador.

concentracion laboral 3